viernes, 29 de mayo de 2009

El salvador

Hace mucho tiempo, Iker, un niño de 4 años, estaba jugando en el parque con su hermano pequeño de un año y medio, cuando un chico mayor lanzó una pelota hacia su hermano, y él, instintivamente, se tiró y paró la pelota, salvando a su hermano de un pelotazo. Su tío, que lo estaba viendo, se quedó con la boca abierta.

Al día siguiente se inscribió en el Móstoles Club de Fútbol como guardameta.

Sus actuaciones como portero destacaban tanto que una persona del Real Madrid fue a ver un partido de él, y se quedó impresionado. 

Tres años después fichó por el segundo equipo del Madrid y a los 18 años ya jugaba en el primer equipo. A pesar de los años que lleva jugando al fútbol, sigue siendo el mejor portero del mundo. 
Ha ganado numerosos títulos con el Real Madrid, incluso una Eurocopa con la selección española, después de evitar tantos goles, se ha ganado el apodo de "EL SALVADOR".



1 comentario:

Facundo Vidal dijo...

mui bueno pero lo del hermano es verdad¿¿¡¡